Foto: Alejandro Zuñez-Aton/AP

Hasta este domingo, 43 personas fueron detenidas como sospechosas de haber provocado alguno de los gigantescos incendios forestales que afectan al país, los cuales, hasta el momento, han cobrado la vida de 11 personas.

La policía chilena detuvo a 43 personas “por su eventual responsabilidad en incendios forestales” que desde casi dos semanas afectan a siete regiones del centro y sur de Chile, y que ya han arrasado con más de 400 mil hectáreas, informó la presidenta Michelle Bachelet.

Por su parte, la Fiscalía local presentó cargos en su contra por provocación de incendios, delito que alcanza hasta los 20 años de cárcel.

“Estamos seguros de que sí ha habido intencionalidad en alguno de los focos, vamos a seguir las responsabilidades hasta el final”, subrayó Bachelet.

Al día de hoy se mantienen activos 130 incendios, de los cuales 66 están en combate, 50 fueron controlados y 14 extinguidos, y han dejado en total 11 muertos, cerca de mil damnificados, decenas de pueblos destruidos y más de un millar de viviendas colapsadas.

La sociedad chilena se ha solidarizado distribuyendo ayuda económica y material para los afectados. Asimismo, empresas privadas y personas de otras regiones se han movilizado para llevar ayuda a los damnificados.

Brasil y Estados Unidos se han unido a la batalla para sofocar los incendios, enviando aviones tanqueros para lanzar agua sobre los focos ígneos. Y más de 11 mil personas combaten por tierra el fuego, entre ellos bomberos voluntarios, brigadistas (bomberos forestales), militares, policías, funcionarios públicos y vecinos de las zonas afectadas. Al apoyo humanitario se han unido también 80 brigadistas venezolanos.

Se prevé que para este lunes llegue desde Rusia un avión tanquero de 42 toneladas de agua que se unirán al Super Tanker de 73 mil de capacidad, el avión más grande para el combate del fuego desde el aire, que opera en Chile desde hace cinco días.



Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)