Foto: CNN.com

Autoridades japonesas detectaron este jueves un nivel récord de radiación en el interior del reactor número 2 en el dañado complejo nuclear de Fukushima, Daiichi, con una lectura estimada de hasta 530 sievert por hora.

De acuerdo a la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), a dicho nivel de radiación una persona podría incluso morir a causa de una exposición breve. Dicha institución enfrenta dificultades en el desmantelamiento de los tres reactores afectados en la catástrofe nuclear de marzo de 2011.

Por su parte, el operador de la planta realizó un análisis que muestra un agujero de un metro cuadrado en la cubierta metálica ubicada debajo del recipiente de presión del reactor, causado por combustible nuclear fundido.

El nuevo nivel de radiación oscila por arriba de los 73 sieverts por hora y fue descrito por los expertos como “inimaginable”.

Según un reporte de la agencia japonesa de noticias Kyodo, “un funcionario del Instituto Nacional de Ciencias Radiológicas señaló que los profesionales médicos nunca han considerado trabajar bajo este nivel de radiación”.

Los problemas en Fukushima-1 se deben al terremoto y el tsunami que el 11 de marzo de 2011 arrasaron con la costa de la prefectura japonesa, ocasionando el peor accidente nuclear en la historia junto al de la central de Chernobyl, Ucrania.

Acorde al informe de TEPCO, se detectó el nivel de radiación extremadamente alto en el interior de la vasija de contención, en un espacio alrededor de 2.3 metros de distancia de la base del recipiente de presión del reactor.

En las próximas semanas, el operador de la planta tiene previsto desplegar un robot de control remoto para comprobar las condiciones dentro de la vasija de contención, sin embargo, debido al nivel de radiación la operación sólo podría durar menos de dos horas antes de que el robot explote. Por lo tanto, es probable que tenga que cambiar de plan.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)