“El

Foto: Gob.mx

Rubén Mendoza, de 42 años, que se moviliza en silla de ruedas desde un accidente de tránsito que provocó la amputación de sus dos piernas hace 15 años. Para trasladarse de un lugar a otro, el hombre opta por hacerlo directamente sobre la calzada por falta de espacios para discapacitados.

El Batallón del Suburbio, en Guayaquil, carece de rampas para inválidos que permitan un fácil acceso a las banquetas. “Tengo que pedir ayuda y no la voy a encontrar en cada esquina que tenga que cruzar”, comentó Don Ramón.




Esta semana, el municipio de Guayaquil y la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), se encargaron de implementar 38 espacios para discapacitados , entre parqueos exclusivos y rampas para las aceras.

Para la realización de estos proyectos participaron miembros de la Asociación de Hemipléjicos, Parapléjicos y Cuadripléjicos del Guayas. La titular de esta agrupación, Betzabeth Pilaloa, comentó que: “Guayaquil una ciudad inclusiva, pero aún falta mucho por hacer”.

La remodelación se presentó en la zona céntrica de la ciudad. Actualmente, se busca aplicar el proyecto en zonas periféricas donde las banquetas no existen o no tienen las dimensiones requeridas.

La norma INEN 2243, declara que el ancho de la zona donde circulan los peatones debe ser de 1.6 metros, además de que el pavimento de las rampas debe de ser firme, antideslizante y sin irregularidades; cuando en la mayoría de los casos no es así.

Un ejemplo de ello se encuentra en la calle Pichincha ( cerca de la av. 99 de Octubre), donde la pendiente termina en un bordo de 4 centímetros de altura cuando lo permitido es 2 cm. según la norma 2244.

Aún con estas fallas, Betzabeth Pilola se muestra con fe y asegura que el siguiente paso será el implemento de rampas en los autobuses con colaboración del Cabildo de la región.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)