“El

México.- Después de la visita del secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, donde el canciller de México, Luis Videgaray, respondió con una enorme negativa a los planes de Trump de expulsar a migrantes deportados de otras nacionalidades a México, es de notarse la falta de respuesta de los países vecinos.

Pero a pesar de que la mayoría de los países que comprenden el sur del continente se ven amenazados por las políticas del ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, estos países han guardado silencio a las amenazas hacía México. En especial los países que comprenden el famoso Triángulo del Sur (Guatemala, Honduras y El Salvador).

Actualmente no existen explicaciones oficiales para estas posturas. Se cree que podría tratarse de una estrategia ante el nuevo gobierno de Trump para evitar convertirse en objetivos de sus reformas económicas y migratorias. A pesar de eso, es un hecho que más de 3 millones de inmigrantes centroamericanos corren riesgo de ser deportados.

Cualquiera que sea la razón detrás del silencio, la realidad es que es necesario el trabajo en equipo y el dialogo para afrontar cualquier problemática.

Una posibilidad podría ser por el actual director del Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos, John Kelly, un general retirado que apoyó las fuerzas militares en Guatemala y Centroamérica, conocedor de la región de Sudamérica y posible motivo por el cual, se estima, que Estados Unidos decida no mandar deportaciones masivas a algunos de los países que comprenden esta parte del continente, con el fin de evitar la desaceleración económica de estos.

El clima político actual nos remonta a los acuerdos firmados en los 80’s en Estados Unidos cuando se les concedió a los migrantes de Nicaragua y el Salvador el Estatus de Protección Temporal por los conflictos armados que se vivían en esa época en esas países. Este permiso temporal permite a ciudadanos de esos dos países conseguir empleo e incluso trasladar a sus familias. Este permiso debe renovarse cada 18 meses.

La posibilidad de que Trump revocara este permiso podría justificar el repentino silencio de estos países ante los problemas que afectan actualmente.

De igual manera, es México el único país que está encarando los problemas que conllevan la actual la administración de Donald Trump.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)