Foto: Especial.

Especial.- Ya sea para desayuno, encuentros con amistades, reuniones de trabajo o como acompañamiento a un almuerzo o cena, el café es la bebida de gran demanda a nivel mundial ya que su particularidad radica en la estimulación que provoca en el cuerpo humano debido a su alto contenido de cafeína.

Suele beberse negro, con o sin azúcar, crema, nata y leche, dependiendo del gusto personal de cada paladar.

La bebida se deriva de unas semillas tostadas y eventualmente molidas de los frutos que se obtienen de su planta de origen, la cual es cultivada en países tropicales y subtropicales, como en el caso de Brasil, Colombia, Vietnam, Indonesia, Etiopía, Honduras, México, Uganda, India y Guatemala, las cuales se consideran las primeras diez naciones productoras de café en el mundo, sobre todo en el año 2015 cuando fue la mayor generación. Los números de producción vacilan entre 2,594,100,000 y 234,000,000kg.

La efectividad de la producción del café depende del tipo de plantación, recolección de frutos, separación de granos, tostado y almacenamiento.
Infusiones, café instantáneo, embotellado o enlatado, concentrado de café líquido o incluso en cápsulas de siete gramos, son algunas de las presentaciones que la evolución tecnológica en la industria cafetalera ha permitido producir.

Se tiene el conocimiento que el consumo de café disminuye el dolor de cabeza, estimula el sistema nervioso central eliminando la somnolencia así como el rendimiento mental y atlético de deportistas. Sin embargo, su uso también se ha vinculado a la irritación del sistema digestivo.
Entre otras de sus aplicaciones, se ha vinculado con la repostería y confitería mediante dulces y saborizantes; en la industria farmacéutica, por su parte, la cafeína se emplea como principio activo para analgésicos, así como en la industria de la belleza por sus propiedades exfoliantes y, finalmente, como fertilizante por su alto contenido de nitrógeno.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)