“El

Foto: Tele 13

Perú.- Perú afronta uno de los desastres naturales más fuertes de las últimas décadas en el país, con lluvias, inundaciones y aludes que afectaron a 20 de las 25 regiones del país, causando así, hasta el momento, 43 muertos, 72 heridos, 11 desaparecidos y más de 56 mil 293 damnificados, según los últimos reportes oficiales.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) agregó que el fenómeno climático ha afectado a más de 546 mil personas y destruido seis mil 500 viviendas, 27 escuelas y un centro de salud.

El Indeci mencionó que las inundaciones han dejado en la norteña Piura seis personas muertas, 10 heridos, 14 mil 933 damnificados y 211 mil 184 afectados; mientras que en Tumbes, región fronteriza con Ecuador, se reportaron 381 familias damnificadas, 24 mil 292 viviendas afectadas y un muerto.

En Lima las aguas llegaron hasta un estacionamiento bajo la zona conocida como Polvos Azules, en cuya parte superior existe un parque en homenaje a la cantautora Chabuca Granda y que está ubicado a solo una cuadra del Palacio de Gobierno.

Además, el río Huaycoloro, un tributario del Rímac en el distrito de San Juan de Lurigancho, también incrementó su caudal e incluso estuvo a punto de desbordar hacia un puente muy transitado.

En Chilca, también en el sur de la capital, se reportó el desborde del río del mismo nombre, que inundó parte de la carretera Panamericana y donde el jueves murió un joven de 19 años cuando intentaba ayudar a sus abuelos a cruzar las aguas.

De la misma manera, el desborde del río Lurín en la sierra sur de la capital bloqueó en tres tramos la carretera hacia la localidad de Huarochirí, mientras que el río Chillón, en el norte de Lima, se desbordó a la altura del distrito de Carabayllo e inundó viviendas y causó la muerte de numerosas aves y animales de corral.

Ante esta situación, el Gobierno de Perú suspendió hoy las clases en las escuelas de Lima Metropolitana y ordenó la restricción del servicio de agua potable hasta el jueves. Asimismo, dio dos horas de tolerancia para los trabajadores que puedan ser afectados por los desbordes causados por el incremento del caudal del río Rímac.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, pidió a los ciudadanos tener “serenidad y prudencia” ante la situación. “Esto es algo que nadie podía prever. Tengan fe, el Gobierno se está ocupando de la emergencia”, señaló.

Por otro lado, el ministro del Interior, Carlos Basombrío, declaró al Canal N que las autoridades no pueden “ocultar” que el país afronta “un empeoramiento de la situación climática”.

“Tenemos numerosas regiones del país en la que esto está ocurriendo simultáneamente, en Lima está ocurriendo en varios puntos. Estamos desplegando no menos de mil policías, pero necesitamos la colaboración de la población, no es el momento de ponerse a tomar fotos del río, de pasar por esas zonas”, subrayó.

El Gobierno de Perú anunció el martes que destinará 800 millones de soles (unos 242,4 millones de dólares) para la reconstrucción de las regiones norteñas de Piura, Tumbes y Lambayeque, las más afectada por esta desastre.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)