Foto: AFP

Caracas.- Miembros de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) han irrumpido en varias panaderías locales, luego de que el presidente venezolano Nicolás Maduro declarara lo que llamó una “guerra del pan” para combatir la escasez de un producto básico de la dieta de los venezolanos.

Eduardo Dos Santos, quien atendió la panadería Mason’s Bakery durante 25 años, tuvo que dejarla porque el grupo comunitario oficialista que vigila la producción y venta ha tomado el control para reducir las largas filas de compradores que se convirtieron en un símbolo de los productos económicos en Venezuela.

Las autoridades entregaron su manejo a uno de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, organizadores vecinales comunales creadas por el gobierno para distribuir alimentos a precios subsidiados.

De acuerdo a la agencia The Associated Press (AP), en una entrevista a Milagros Cabrera, lo único que falta es el pan.

“El pan que vendían aquí era sabroso, pero lo subieron demasiado. Con ponerle una multa habría sido suficientes. No hacía falta quitarle la panadería al dueño. Eso no resuelve el problema de la escasez”, añadió Cabrera.




Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)