Lionel Messi marcó un doblete, su gol 500 y definió el triunfo del Barcelona 3-2 en el Santiago Bernabéu al Real Madrid en el Clásico de España, convirtiéndose en el héroe e impulsando la posibilidad de un título para los blaugranas en la Liga.

En uno de los mejores partidos del año, donde los porteros Keylor Navas por los locales y Marc Tes Stegen por la visita fueron las principales figuras, el argentino recordó al mundo el por qué ha sido seleccionado como el mejor de la historia en diferentes episodios, como el de este domingo.

Casemiro puso al 27 la ventaja al aprovechar un rebote en el poste. Apenas cinco minutos después, el playera 10 ya había empatado al eludir a la defensa por el centro tras una gran asistencia de Iván Rakitic. Fue justamente el croata el que hizo la remontada, con un cañonazo fuera del área a los 72 minutos.

A los 77 minutos, Sergio Ramos se fue expulsado en un error arbitral por una falta sobre ‘La Pulga’, situación que condicionó la labor de sacrificio de los merengues, que mucho habían aguantado con las atajadas claves del portero costarricense. Lo que nadie esperó, fue cuando James Rodríguez puso el 2-2 a tres minutos de haber entrado de cambio por Karim Benzema (85′).

Y cuando parecía que todo quedaría en un punto repartido, apareció Messi con un remate a primer poste, tras una gran jugada individual de Sergi Roberto desde la media cancha.

Con ello, el Barcelona llegó a 75 puntos y superó al Madrid por diferencia de goles, sin embargo, con un partido más porque el Real aún debe jugar contra el Celta de Vigo.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)