mexicanos-voluntarios-paz

Foto: El Universal

El grupo conformado por 29 connacionales trabaja con las FARC y el gobierno de Bogotá con el fin de consolidar la aplicación de acuerdos de paz.

Colombia.- Una abundante lista de hombres y mujeres mexicanos se encuentran enfrentando múltiples desafíos para lograr edificar la pacificación colombiana, luego de más de 52 años de guerra.

“Para nosotros es una gran responsabilidad venir en representación de México y participar en un proceso de paz tan importante”, aseguró el coronel Ramón Guardado Sánchez, militar mexicano de más alto rango de los 25 desplegados en Colombia y jefe de la sede de observación en Florencia, capital del sureño departamento de Caquetá.

26 militares y tres civiles mexicanos resguardan una de las zonas más peligrosas de la ruta hacia la paz, por su historial como uno de los principales escenarios bélicos.

De los 26 militares, uno de ellos participa en el desminado de Colombia, que el gobierno de este país ejecuta con apoyo de México, de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de instituciones internacionales.

El resto de ellos trabaja junto a tres civiles como parte de los 448 observadores militares y policiales que integran la “misión política” del mandato del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV) del pacto de paz compuesto en total por 150 civiles.

Los mexicanos como voluntarios enfrentan una enorme labor precedida por datos demoledores. El conflicto bélico ha dejado ocho millones 68 mil 272 víctimas, entre ellas 225 mil muertos, casi 45 mil desaparecidos, más de seis mil 400 millones de desplazados a la fuerza y un abultado saldo por terrorismo, torturas, delitos contra la libertad e integridad sexual, pérdida de propiedades y abandono o expulsión de tierras.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)