DAPA

Foto: Al Dia Dallas

Washington.- Luego de tres años en vigor, el departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió rescindir la acción diferida que beneficiaba a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia permanente.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció en un comunicado la finalización inmediata al memorando de noviembre de 2014, por el cual la administración del expresidente estadounidense Barack Obama eximía temporalmente la deportación de padres de hijos regularizados.

No obstante, el programa que protege de la deportación a niños que habían llegado al país estadounidense ilegalmente cuando aún eran pequeños desde ante de enero de 2010 seguirá vigente.

Al menos unos 3.6 millones de indocumentados se beneficiaron por la acción diferida para padres indocumentados o residentes permanentes en Unión Americana, conocida por las siglas DAPA, según un estudio del Migration Policy Institute.

Visita El Independiente Noticias Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)