chana-blas-jaime

Foto: Diario Uno Entre Rios

Buenos Aires.- Durante más de 200 años se consideraba que la lengua española estaba extinta, sin embargo, el documental Lantéc Chaná, filmado por la cineasta Marina Zeising, que presenta el testimonio de Blas Jaime, el último hablante del idioma indígena.

Jaime habla chaná gracias a su madre, quien lo aprendió de su abuela, que a su vez lo heredó de la bisabuela, una cadena que se remonta de siglos atrás, en las orillas del río Uruguay.

Sin embargo, Jaime no consideró enseñar la lengua a su hija. Un día, mientras sostenía una conversación casual mencionó que conocía el chaná y la noticias se extendió hasta llegar al investigador Pedro Viegas Barros.

Viegas Barros, sin creer aún lo que había escuchado, se trasladó a Paraná en 2005, donde comprobó que efectivamente Jaime era parlante de una lengua que se creía muerta desde hace décadas.

Desde entonces, ambos entusiastas del chaná se propusieron reconstruir el idioma indígena y la cultura chaná, así como preservarla, por lo que en 2010 fue incluido en el Atlas de lenguas del mundo en peligro de la UNESCO y en 2014 se publicó el primer Diccionario Chaná-Español Español-Chaná.

En América Latina los indígenas fueron perseguidos por los colonizadores españoles y evangelizados a la fuerza, además se les prohibía hablar su propio idioma.

La UNESCO estima que para finales de este siglo, unos seis mil idiomas desaparecerán, de modo que no quedará forma de transmitir la riqueza cultural y conocimientos ancestrales de los antepasados.

Visita Las Américas Post Facebook.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)