El caso de Ollanta Humala representa a la perfección la frase de “la vida es como una rueda de la fortuna”, y es que, en su momento, él y su esposa constituyeron la pareja más poderosa de Perú y ahora ambos se encuentran presos, en espera de que se dicte sentencia por su probable participación en hechos de corrupción.

Ollanta Humala

Ollanta Moisés Humala Tasso es el nombre completo de quien ocupó la Presidencia de Perú de 2011 a 2016. Surgido de clase media, creció con la influencia política de su padre, quien se inclinaba por el nacionalismo y tendencias de izquierda.

Hizo carrera militar, incluso recibió instrucción en la famosa “Escuela de las Américas” de Panamá, institución financiada por Estados Unidos en la que militares de Latinoamérica recibían adiestramiento especializado en contrainsurgencia.

Gracias a esta preparación participó en las operaciones contra el grupo terrorista “Sendero Luminoso”, de 1991 a 1992.

En 2000 se levanta en armas contra el régimen de Alberto Fujimori, quien acababa de asumir la Presidencia de Perú por tercera vez consecutiva. Logró que éste renunciara al poder y se autoexiliara en Japón.

En 2006 buscó la Presidencia y compitió en las elecciones de ese año, pero fue derrotado por Alán García.

Su tendencia política inició por la izquierda radical para después virar a la centroizquierda, cambio que le ayudó a ganar la Presidencia en 2011.

¿Quién es Nadine Heredia?

Nadine Heredia nació el 25 de mayo de 1976.

Cuenta con estudios en Comunicación en la Universidad de Lima, una maestría en Sociología en la Pontificia Universidad Católica del Perú y diversos estudios cursados en la Universidad de París I Panthéon-Sorbonne.

Es una de las cofundadoras del Partido Nacionalista Peruano, con el cual su esposo llegó a la Presidencia.

El matrimonio Humala – Heredia

Luego de tres años de noviazgo, Ollanta Humala y Nadine Heredia se casaron.

No importó el lazo se sangre que hay entre ambos, ya que Nadine es tía de Ollanta en quinto grado (es prima de la mamá del expresidente).

Del matrimonio surgieron tres hijos: Illary, Nayra y Samín.

La llegada al poder

Luego de haber perdido en las elecciones presidenciales de 2006, Ollanta Humala consiguió en 2011 tomar la Presidencia del Perú.

El poder de Humala se dejó sentir desde el primer momento, pero también el interés de Nadine por participar en los asuntos y decisiones de Estado.

Este punto fue, precisamente, el principal punto de crítica hacia el mandato de Humala. Se le criticaba la excesiva participación de su esposa, a lo cual ella declaró en algún momento que “se me ha hecho ver como la asesora, la generala. Pero soy una persona de confianza, naturalmente, soy su esposa”.

El mandato de Ollanta también estuvo marcado por los escándalos de corrupción en que se vieron envueltos algunos de sus colaboradores, altos índices de inseguridad, además de que no se hizo efectiva la promesa de disminuir los índices de pobreza.

Esto llevo a que Humala pasara de tener un 65 por ciento de aprobación en septiembre de 2011, a finalizar con el 19 por ciento de preferencia (datos de Ipsos Perú), lo cual lo llevó a terminar su mandato como uno de los presidentes más impopulares de las últimas décadas en Perú.

La caída

La desaprobación ciudadana no sería lo único malo para la pareja Humala – Heredia, ya que lo peor estaba por llegar.

El 14 de julio de 2017, el juez Richard Concepción Carhuancho dictó sentencia de 18 meses de prisión preventiva, en contra de la expareja presidencial, por su probable responsabilidad en los delitos de lavado de activos en detrimento del Estado y de asociación ilícita para delinquir.

Estos ilícitos tienen que ver con la estela de corrupción dejada por el caso Odebrecht, ya que se presume que la contructora brasileña habría entregado 3 millones de dólares a la campaña presidencial de Ollanta Humala.

Ese mismo día, el matrimonio se entregó y continúan detenidos. La defensa de ambos ha interpuesto un recurso de casación con el que pretenden echar abajo las acusaciones en su contra, aunque diversos abogados señalan que las probabilidades de éxitos son mínimas.

El abogado penalista Carlos Caro expresa al respecto que “las posibilidades de que ganen son muy limitadas. Si los Humala interponen la casación, de plano, tienen entre el 90% y 95% de probabilidades de perder, porque una casación se presenta solo bajo circunstancias muy especiales.” Es decir, las posibilidades de que reciban sentencia en contra son más que altas.

Ollanta Humala y Nadine Heredia perdieron el poder, pero también su libertad.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)