A menos de 15 días de que Houston sufriera la llegada del Huracán “Harvey” de categoría 4 y que significó un duro golpe para una de las cuatro ciudades más grandes de Estados Unidos, un nuevo huracán, “Irma”, amenaza con azotar ahora el sur de Florida y de una peor manera.

“Irma”, catalogado como un huracán extremadamente peligroso, ya alcanzó categoría 5, con vientos aproximados a los 300 km por hora, y a su paso por el Caribe ha dejado marcados estragos; arrasar con casi el 95 por ciento de las edificaciones en la isla Barbuda, según información del primer ministro Gaston Browne, es un claro ejemplo de ello.

Según el profesor de meteorología de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach, esta sería la primera vez, al menos desde que se lleva un registro, que el país norteamericano reciba dos huracanes de categorías cuatro y cinco en el mismo año.

Ante la inminente amenaza que representa este fenómeno natural, ya se han ordenado evacuaciones masivas y es probable que se produzcan más, según el gobernador de la Florida, Rick Scott, cuya recomendación al respecto para los ciudadanos es que “si se le dice que evacue, salga rápidamente”.

Esto responde básicamente a lo que viene después del paso del huracán: inundaciones, vías de acceso obstruidas y pérdida del servicio eléctrico, lo cual puede llegar a dificultar e imposibilitar las acciones de los rescatistas, tal y como lo ha evidenciado recientemente el huracán “Harvey”.

Parte de las medidas tomadas por las autoridades es eliminar el pago del peaje en las carreteras, justamente para facilitar la evacuación de las personas; sin embargo, el senador Marco Rubio, ha insistido en que sólo aquellos que se encuentren en verdaderas zonas de peligro son quienes deben salir, para así evitar la congestión de las vías principales.

También se han ordenado evacuaciones obligatorias en amplios sectores de los condados de Miami-Dade y Broward, al sur de Florida, y el Servicio de Inmigración (ICE por sus siglas en inglés) aseguró que no llevará a cabo redadas en busca de inmigrantes indocumentados.

Además, el periodista Vladimir Kislinger, acotó durante la transmisión de su programa 519 que incluso varias aerolíneas están ofreciendo boletos aéreos más económicos para facilitar el traslado de quienes procuran resguardarse de la tormenta.

Aún así, Kislinger acota que si bien los esfuerzos de las autoridades son fundamentales a la hora de minimizar los daños de “Irma”, el comportamiento que asuman los ciudadanos es vital, a quienes llama a conservar la calma y permanecer atentos a las órdenes y recomendaciones emitidas por dichas autoridades.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)