Según el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se prevé que el salario del pueblo argentino aumente en el 2018 pues sus objetivos son: negociación salarial por debajo del 12%, crecimiento arriba del 4%, inflación de 8%. Más la discusión de una gradual rebaja de los impuestos al Cheque y a los Ingresos Brutos.

“Debería ser de entre 9 y 11 por ciento. Doce por ciento, como máximo”, presumió Macri cuando le cuestionaron de cuánto sería el aumento.

Según las expectativas del mandatario argentino, el presupuesto plantea una inflación promedio del 15.7 por ciento, además de que el Banco Central se fijó un objetivo del 10 por ciento con desvíos de 2 puntos para arriba o abajo.

Igualmente, Macri destacó otro éxito de la economía argentina: la devaluación de este año “casi” no se trasladó a precios.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)