Si usted desea ver cómo todos los cambios que están sucediendo en México pueden llegar juntos para crear un clima que estimule las inversiones, el Estado de Hidalgo es el lugar.

Su nuevo gobernador, Omar Fayad Meneses, está persiguiendo la visión de convertir al Estado en “un punto de referencia del desarrollo de todo el país”.

Standard & Poors ha incrementado su calificación de MXA negativa a MXA estable, y alrededor de $750 millones de fondos de inversión se han derramado en la entidad, incluyendo $213 millones de JAC motors de China, quien construye una fábrica de autos eléctricos.

Fayad ha colocado una ventanilla única para los inversionistas, así que “cuando tu necesites algo, no necesitarás tocar 20 puertas porque tocar puertas es una pérdida de tiempo y vuelve a los inversionistas vulnerables a la corrupción”, explicó.

Hidalgo tiene una posición estratégica, ya que está ubicado en el corazón de México, con rápido acceso a ambos océanos, y a sólo 40 minutos del nuevo aeropuerto de la capital del país.

Otras ventajas incluyen 10 parques industriales y dos próximas líneas de tuberías de gas canadienses. Fayad quiere “asegurar a los inversionistas que, si ellos invierten en Hidalgo, ellos prosperaran”. Él, como México entero, está listo para “recibir a los inversionistas con los brazos abiertos”.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)