Latinoamérica es un blanco fácil de matanzas perpetradas por sujetos que, por la vía legal, adquieren armas de alto poder.

Si bien el vecino Estados Unidos se caracteriza en el continente por ese tipo de tiroteos, como el registrado en Las Vegas, Nevada, donde Stephen Paddock mató a 59 personas e hirió a más de 500, el riesgo en el resto de la región está latente.

Investigaciones revelaron que el atacante tenía un arsenal de 42 armas, de las cuales 23 se encontraban en el cuarto de hotel desde donde cometió la masacre más mortífera en la historia estadounidense.

Pero al menos Argentina, México y Chile, países donde los civiles tienen el derecho constitucional de poseer un arma de fuego con fines defensivos o deportivos, no están exentos de este tipo de tragedias.

Aunque a diferencia de Estados Unidos las leyes latinoamericanas restringen más el acceso a armas a la población, no han impedido que ocurran matanzas que involucran disparos.

1. Argentina

En este país existe la Ley Nacional de Armas y Explosivos, la cual depende del Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

Los requisitos para adquirir un arma consisten en demostrar cada cinco años que el solicitante no tiene antecedentes penales y tener aptitudes físicas y psicológicas.

Sin embargo, en los últimos 17 años se han registrado en el país sudamericano 4 tiroteos, los cuales han dejado un saldo de 6 muertos.

La mayoría de los protagonistas de estas situaciones son jóvenes menores de 20 años de edad.

Tal es el caso de Javier Romero, de 19 años, quien al parecer estaba harto de sufrir los abusos de sus compañeros. Un día los esperó a la salida de clases, sacó un revólver calibre .22 milímetro de su mochila y mató a Mauricio Salvador, de 16 años.

2. México

Este país tiene una de las leyes de armas más estrictas del mundo. En el Artículo 10 de su Constitución se menciona que se pueden tener armas cortas, escopetas y rifles de cerrojo. Aunque algunas son sólo de uso exclusivo del Ejército.

Para poder obtener una pistola de manera legal en México se necesita tener la carta de Servicio Militar, no tener antecedentes penales y presentar un certificado psicológico.

No obstante, en enero de este año un adolescente de 15 años logró obtener un arma de fuego que disparó en el interior del colegio donde estudiaba.

El menor identificado como Federico Guevara le disparó a su maestra y a varios de sus compañeros para después suicidarse. El resultado de este tiroteo fue de dos muertos.

Después trascendió que el menor tenía destreza en el uso de armas porque practicaba caza con sus padres.

3. Chile

Uno de los sucesos más recordados es el de Iván Arancibia, quien un 17 de diciembre de 1999 acudió a su lugar de trabajo acompañado de su hija de 6 años.

Posteriormente, se dirigió a la oficina del director con una caja de regalo, de la cual sacó una pistola con la que le disparó a él y después a su hija. Los dos murieron en el lugar.

Arancibia asesinó a otro de sus compañeros y por último se quitó la vida.

En Chile es el Departamento de Control de Armas el que se encarga de aceptar la solicitud de posesión de armas, así como supervisar que no se usen en actividades delictivas.

Algunos de sus requisitos son: ser mayor de edad, tener domicilio conocido y una carta de no antecedentes penales, no haber sido sancionado por violencia intrafamiliar y no haber cancelado una solicitud de posesión de armas en los últimos cinco años.

En todos los países de América Latina se puede tramitar un permiso para portar armas. Incluso, uno de los requisitos que se pide en todas las naciones es un examen psicológico para saber que el portador de una pistola está capacitado para usarla.

No obstante, lo que es una realidad es que en el Continente Americano no sólo se necesita una legislación para regular el uso de las armas de fuego, sino también tener una vigilancia más estricta.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)