El presidente de Brasil, Michel Temer, ha recibido el alta médica después de estar internado tres días debido a que se sometió a una operación de próstata en un hospital de São Paulo.

Al momento de salir de la clínica, Temer se limitó a decirles a los periodistas que “todo estaba bien y que iría a casa”.

Hay que recordar que el mandatario brasileño de 77 años ingresó el viernes al hospital Sirio Libanés de São Paulo por un problema en la próstata que necesitaba intervención quirúrgica.

El mandatario brasileño sufrió este malestar justo cuando la Cámara baja debatía si seguiría en su cargo o sería destituido, enjuiciado por los delitos de obstrucción a la justicia y organización delictiva.

Después de esto, Temer aseguró que ahora estará más centrado en la recuperación económica del país y en el cuidado de su salud.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)