Las controversias han proliferado tras el fracaso de la Seleccion chilena de futbol, cuadro que no podrá participar en el Mundial de Rusia 2018.

Carla Pardo, esposa del seleccionado Claudio Bravo, fue quien encendió el fuego de la polémica al publicar en su cuenta de Instagram un mensaje en el que acusa a varios jugadores, sin dar nombres, de faltas de disciplina y responsabilidad que desembocaron en bajo rendimiento y la consecuente eliminación.

“Se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quepa el sombrero, que se lo ponga, y que se deje de andar llorando”, escribió la pareja del portero del Manchester City.

Cabe destacar que algunos de los jugadores de la Selección de Chile que se han visto envueltos en incidentes de este tipo son Arturo Vidal y Enrique Mena.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)