Más de 180 empresas que hacían avances de efectivo en el país bolivariano y cometían ‘delitos’ contra la economía nacional, fueron sancionadas por el gobierno venezolano.

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela (Sundde) y la Superintedencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) habían impuesto sanciones a más de 180 comercios por delitos de acaparamiento, boicot a la moneda nacional, desestabilización de la economía y usura.

Las multas van desde los 6 millones de unidades tributarias a cada compañía. Según fuentes, ocho comerciantes fueron puestos a la orden del Ministerio Público.

A varios de estos comercios les impusieron multas por el uso indebido de los puntos de venta para el pago electrónico, con recaudación ilegal de comisiones por proveer dinero en efectivo mediante el uso de estos mecanismos.

En este sentido, 58 millones de bolívares en efectivo, que se presume serían usados para estos fines, fueron depositados en las entidades bancarias correspondientes.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)