Foto: especial.

La crisis política y social que se vive en Venezuela, se ve reflejada en la cantidad de delincuentes políticos que el Gobierno de Nicolás Maduro ha puesto en prisión.

De acuerdo con cifras de organizaciones defensoras de Derechos Humanos en este país latinoamericano, se pasó de tener a 100 delincuentes políticos en las cárceles venezolanas en el mandato de Hugo Chávez a aproximadamente 400 en el presente, con Maduro al frente.

Las cifras alcanzaron su pico en el mes de abril, durante la serie de protestas ciudadanas, alcanzando a 620 delincuentes políticos en la cárcel, cifra que se ha ido reduciendo con algunas excarcelaciones.

De acuerdo con Alfredo Romero, director del Foro Penal venezolano, la cifra de delincuentes políticos volverá a aumentar con el afianzamiento de la Asamblea Constituyente, rechazada unánimemente por los opositores.

El especialista en materia penitenciaria señaló que para que un preso adquiera la categoría de “político” debe cumplir con condiciones establecidas internacionalmente, como ser una persona que, sin haber cometido actos violentos “se encarcela, se mantiene detenida de otro modo, por ejemplo bajo arresto domiciliario, o se pide su detención, porque sus ideas suponen un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, sea este de la naturaleza que sea, o porque se oponen o se han manifestado contra dicho sistema”.

Las estadísticas del Foro Penal de Venezuela indican que de la totalidad de “presos políticos”, 13 son políticos de profesión, 29 militares y los demás jóvenes y estudiantes, la mayoría participantes en las manifestaciones sociales.

Las cifras de delincuentes políticos entre los regímenes de Chávez y Maduro contrastan debido a la visión que tenía el expresidente fallecido en 2013, quien tenía consciencia de los costos sociales y políticos que eso generaría, cosa que a Maduro poco le importa según parece.

Al respecto Romero señala que “Chávez sabía cuál era el precio por detener a opositores y por eso metía uno en la cárcel y luego liberaba a otro y así su promedio jamás superó los 100, pero con Maduro ya hemos tenido más de 700, si contamos a los que ha encarcelado y los que siguen allí. Esto a pesar de los pronunciamientos internacionales, y, si contamos a los arrestados, en su mayoría por protestar, la cifra supera los 9000 desde 2014”.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)