Foto: especial.

Julian Assange generó incomodidad al interior del Gobierno de Ecuador, país que le ha dado asilo político en su Embajada en Reino Unido.

El motivo de la molestia se debe a las declaraciones del fundador de WikiLeaks a favor de la independencia de Cataluña.

La reacción de Ecuador se dio a través de un comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, en el que se establece que las declaraciones de Assange no representan la posición de Ecuador sobre ese conflicto.

“En referencia a los últimos acontecimientos suscitados en España en torno a la independencia de Cataluña y a las expresiones del señor Julian Assange sobre este asunto, considera importante señalar que las mismas no representan la posición del Estado ecuatoriano”, se indica en el documento, en el que se agrega que Ecuador se rige por el principio de no intvervención en los asuntos interiores de los demás países.

Cabe recalcar que Julian Assange permanece refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde hace más de 5 años, luego de ser señalado por casos de abuso sexual en Suecia, cargos que se consideró en su momento fueron infundados, como una forma de castigarlo por las filtraciones de documentos clasificados de delicada información gubernamental de varios países.

Esta no es la primera vez que Ecuador tiene que llamar la atención a Assange por sus declaraciones, ya que ha estado a punto de generarle al país sudamericano conflictos con otras naciones.

Incluso hace algunos meses le retiraron el servicio de Internet, tras haber divulgado documentos de la en ese entonces candidata presidencial de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)