Foto: especial.

Tras el clima de inestabilidad social que se vive en Honduras después de las cerradas elecciones presidenciales y las acusaciones de fraude, Juan Orlando Hernández, actual presidente y candidato electo, recalcó su disposición para que se hagan las revisiones necesarias.

“Estamos abiertos a que se coteje, que se revise, una, dos, tres, las (veces) que sea, no tenemos ningún problema”, manifestó el mandatario.

Los resultados obtenidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le dieron el triunfo a Juan Orlando Hernández, con una ventaja de poco más de un punto porcentual sobre el opositor Salvador Nasralla.

A pesar de esto, el organismo electoral de Honduras no le ha dado oficialmente la victoria a Hernández, pues resta esperar el proceso de impugnaciones.

La postura del presidente parece haber surgido de la fuerte presión social que se vive tras el proceso, incluyendo la actitud de los cuerpos policiales que se han negado a aplicar el toque de queda impuesto y cualquier forma de represión al pueblo.

Por otro lado, la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha manifestado que dadas las irregularidades detectadas, las fallas del sistema y al estrecho margen de diferencia, no les permite tener certeza sobre los resultados.

El plazo para presentar impugnaciones se extendió hasta el próximo viernes.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)