Al menos cinco mil peruanos se manifestaron el día de ayer para pedir la renuncia de su presidente, Pedro Kuczynski, debido a que le otorgó el indulto al exmandatario, Alberto Fujimori, decisión que ha traído un descontento social.

Durante las marchas se registraron algunos incidentes por lo que la policía reprimió con bombas lacrimógenas a los protestantes en San Isidro.

Esta manifestación estuvo encabezada por los familiares de las víctimas del exmandatario, por lo que convocaron a todos los protestantes a vestir de negro para mostrar su luto nacional por la decisión de Kuczynski.

Además, un grupo conformado por veinte mujeres, simulaba tener sus piernas ensangrentadas, personificando así a las miles de víctimas de esterilización forzada por Fujimori.

En un intento por reparar su imagen, el mandatario retomó ayer su agenda pública inaugurando obras de infraestructura y viviendas en el norte del país.

Según los medios peruanos, esta es la tercera protesta social que se desarrolla desde que Kuczynski decretó el perdón a Fujimori.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)