Fidel y Raúl Castro tomaron el poder de Cuba en 1959 y quizá nunca imaginaron estar como líderes durante seis décadas.

Ahora quienes nacieron después de la revolución que tienen entre 50 y 60 años deberán dirigir el país sin un Castro al frente, esto luego de que el actual presidente anunció que no se reelegirá.

Todo indica que el sucesor será Miguel Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años que actualmente es vicepresidente.
A ellos se les conoce como la “generación perdida”, hombres y mujeres que crecieron bajo la sombra de los comandantes, siguiendo sus pasos.

Educados para dar lo mejor de la revolución, llegaron a la edad productiva en medio de las carencias económicas de los años 90, lo cual les impidió cumplir los sueños y expectativas revolucionarias.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)